Shadow

¿Los Medicamentos requieren certificado Kosher?

¿Los medicamentos, requieren certificación «Kasher»?[1]

Lo primero que hay que decir es que las consultas sobre medicamentos kasher no tienen respuestas tan simples. Cuando se examinan los componentes de las medicinas y las vitaminas, se descubre que, de hecho, pueden contener ingredientes no kasher. Sin embargo, las agencias de certificación no pueden simplemente decir que «los medicamentos requieren una certificación kasher» por dos razones importantes.

Primero, la Halajá a menudo hace concesiones para alguien que está enfermo. Por lo tanto, en ciertos casos, se le puede permitir tomar un medicamento posiblemente no kasher.

En segundo lugar, debido a que muchos medicamentos tienen un sabor muy desagradable y no son aptos para el consumo normal, pueden estar permitidos independientemente de su contenido no kasher.

A continuación, examinemos los hechos para ver cómo la Halajá se ocupa de estos importantes problemas de Kashrut. Pero, de todas formas, Hay que tener en cuenta que en asuntos de Halajá uno debe seguir el psak de su Rav.

En este shiur nos basaremos en el psak de la agencia de certificación Kasher Star K y OU.

Tipos de Enfermos

Hay tres categorías de personas enfermas:

I. Joleh sheyesh bo sakanah, Alguien que esté enfermo y cuya vida pueda estar en peligro puede usar cualquier medicamento que no sea Kasher, si no se dispone de un medicamento Kasher igualmente eficaz.

Se incluye en esta categoría a alguien cuya vida actualmente no está en peligro, pero de no tratar su enfermedad podría desarrollar una complicación potencialmente mortal, como una persona mayor que tiene gripe o un recién nacido con fiebre. Además, una persona a la que un médico le recetó antibióticos u otro medicamento para una infección o afección grave debe tomarlos, aunque no se pueda determinar el estado Kasher del medicamento.

Todas las instrucciones dadas por el médico deben seguirse cuidadosamente, incluida la toma del medicamento durante el número de días prescrito, aunque los síntomas hayan desaparecido. Esto se aplica incluso a los medicamentos saborizados y que tienen buen sabor. Todo lo anterior es igualmente aplicable en Pesaj a los medicamentos que contienen Jametz.

II. Joleh she’en bo sakanah, Alguien cuya vida no corre peligro.

Esto incluye a cualquier persona que esté postrada en cama, que no esté funcionando a la par debido al dolor o una enfermedad, o que tenga fiebre que no sea potencialmente mortal.

Un niño menor de seis años que tiene molestias, también se considera un Joleh she’en bo sakanah.

Tal persona puede tomar un medicamento que es Eno reuia leajila adam es decir «No apto para el consumo humano» o incluso She’lo ki’derej ajila «comido de una manera poco común».

III. Alguien que tiene un mijush: Este es alguien que se siente incómodo pero que puede mantener las actividades de rutina a pesar de su malestar. Esto podría incluir un dolor de cabeza leve, indigestión o malestar por el resfriado común.

Aunque tal persona puede tomar un medicamento no kasher que es Eno reuia leajila Adam es decir «no apto para el consumo humano», es cuestionable si puede tomarlo She’lo ki’derej ajila – «comido de una manera poco común». Por lo tanto, se debe consultar a su Rav.

Ahora Estudiaremos conceptos importantes para aplicar al momento de decidir tomar o no una medicina.

1. Eno reuia leajila adam

Se considera medicación, Eno reuia leajila adam – «no apto para el consumo humano» si todos los ingredientes no tienen valor alimenticio, hidratante o nutricional (por ejemplo, tabletas de carbón que generalmente consisten en un 100% de carbón activado). Sin embargo, la mayoría de las tabletas contienen una cantidad sustancial de almidón que es un alimento.

Los alimentos que se han descompuesto a un estado no comestible también se consideran Eno reuia leajila – no apto para consumo humano

2. She’lo ki’derej ajila

La medicación se considera She’lo ki’derej ajila «Comido de una manera poco común» si se cumple una de las siguientes condiciones:

  1. Medicamento que se fabrica para tragar sin masticar: Cuando uno ingiere una tableta, cápsula de gelatina o comprimido de este tipo, lo está haciendo She’lo ki’derej ajila «de una manera poco común».
  • Los líquidos de mal sabor o las tabletas que no tienen sabor ni azúcar. Esto se debe a que, en circunstancias normales, la gente no consume estos productos.

Como regla general, cualquier tipo de Joleh (persona enferma), incluso uno que tenga un mijush, puede tomar medicamentos que contengan un ingrediente no kasher que es Ba’tel bishishim (anulado en 60). Aunque esto es cierto con los medicamentos, cuando se trata de alimentos, puede haber variables adicionales a considerar antes de ser ma’tir mishum ba’tel (aceptable debido a que está anulado).

Para esto vamos a separar los medicamentos en diferentes categorías.

Tipos de medicamentos

I. Jarabes para la tos, descongestionantes líquidos, expectorantes:

Estos productos se toman generalmente ki’derej ajila (en la forma normal de comer) porque contienen saborizantes que les dan un buen sabor. El ingrediente más problemático de estos productos es la glicerina. Este ingrediente, que no es ba’tel bi’shshim (anulado en 60), se deriva de fuentes animales, vegetales o del petróleo. Desafortunadamente, es muy difícil determinar qué fuente se usa porque la glicerina generalmente la venden los distribuidores que venderán cualquier tipo de glicerina que tengan en existencia. Además, la glicerina de origen animal es generalmente más barata que las de origen artificial. También,  los fabricantes de jarabes para la tos no necesariamente especifican ni controlan adecuadamente qué tipo de glicerina se utiliza en sus productos. Por lo tanto, es preferible comprar un jarabe para la tos con un Hejsher o revisar la etiqueta para asegurarse de que el producto no incluya glicerina.

¿Qué puede hacer alguien que tiene un mijush o incluso uno que es un Joleh she’en bo sakanah? ¿Alguien cuya vida no corre peligro si encuentra necesario tomar un jarabe para la tos de buen sabor que contenga glicerina que no es Kasher? La solución es mezclar cada cucharadita del jarabe requerida en 60 ml de jugo. La glicerina posiblemente no kasher sería ba’tel b’shishim (anulado en 60).

La razón de esto es la siguiente: En circunstancias normales, se aplica la regla de En mavatlin Issur l’jatjila: no se pueden agregar 60 veces alimentos Kasher a alimentos no Kasher para anularlos. Por ejemplo, no se pueden agregar trozos de tocino a un cholent sesenta veces más pequeños que la carne y comida presente en la olla.

Pera esta regla solo se aplica a los alimentos vadai assur que, sin duda, no son kasher. sin embargo, uno puede m’vatel safek issur. Por lo tanto, dado que el jarabe para la tos solo es una duda (si la glicerina nos es kasher), uno podría m’vatel esta l’jatjila agregándolo a una bebida kasher.

II. Medicamentos de venta libre

El estado de Kashrut de los medicamentos de venta libre que debe estudiarse incluyen los siguientes: acetaminofén, antiácidos, aspirina, antihistamínicos, ibuprofeno, laxantes, somníferos, etc.

Estos tipos de líquidos, a diferencia de los jarabes para la tos, son menos probable que contengan ingredientes problemáticos y pueden ser tomados incluso por alguien que tenga un mijush. Incluso si contienen posiblemente ingredientes no kasher como glicerina, aceite vegetal, alcohol o emulsionantes de origen animal, ya que si el producto en cuestión tiene un sabor desagradable, se consideraría She’lo ki’derej ajila y se puede tomar por un Joleh she’en bo sakanah (Alguien cuya vida no está en peligro).

Si el medicamento sabe bien y los ingredientes son solo «safek«, incluso uno que tenga un mijush podría diluir el medicamento, como se señaló anteriormente.

L’halaja lema’aseh, incluso quien tiene un mijush– puede tomar tabletas si la única preocupación de Kashrut es si los ingredientes no Kasher son batel. Si la tableta definitivamente no es kasher, un Joleh she’en bo sakanah puede tomarla sh’lo kiderej ajila. Sin embargo, quien tiene un mijush– y encuentra que es necesario tomar un medicamento no kasher, o un Joleh she’en bo sakanah que requiere tabletas masticables con sabor no kasher, debe consultar con su Rav.

También, parecería que a un Joleh sheyesh bo sakanah se le permitiría tomar un medicamento de venta libre no kasher que le brinde placer incluso si no se trata su enfermedad subyacente si:

(a) los ingredientes son solo assur mid’rabannan

(b) ayuda al paciente a dormir o funcionar (por ejemplo, alivio del dolor, descongestionante, somnífero) para que su cuerpo pueda recuperarse o al menos no deteriorarse.

También es bueno mencionar que el Shuljan Aruj permite todos los medicamentos, y el Yabi HaOmer IV:30 apoya esa posición.

Cápsulas de gelatina: la gelatina es un ingrediente derivado de un animal. Tragar una cápsula se considera She’lo ki’derej ajila y puede ser tomado por un Joleh she’en bo sakanah.

III. Vitaminas

Las vitaminas pueden contener varios ingredientes problemáticos y una discusión completa de esto está más allá del alcance de este shiur. Una persona cuyo problema de salud ha sido atribuido, por un médico, a deficiencias de vitaminas, así como las mujeres embarazadas y lactantes a quienes se les ha recomendado tomar vitaminas, siguen las mismas pautas de Kashrut de Refuah que un Joleh she’en bo sakanah (Una persona enferma que no está en peligro). Por lo tanto, pueden tomar vitaminas no kasher She’lo ki’derej ajila si una vitamina kasher igualmente eficaz no está disponible fácilmente. Quien goza de buena salud y toma vitaminas como suplementos o con fines de prevención, preferiblemente debe tomar vitaminas solo con un Hejsher confiable.

IV. Lácteos: A menudo, los medicamentos contienen lactosa, un ingrediente lácteo que sirve como agente de carga. Si uno come carne, debe esperar al menos una hora antes de tomar estos productos lácteos. Esto ciertamente es cierto si se trata de shelo k’derej ajila. Esto es muy relevante para las recetas de obstetricia y ginecología para mujeres, ya que a menudo contienen lactosa.

V. Shabat: Quien tiene un mijush en Shabat no puede tomar medicamentos o suplementos para ayudar a aliviar el malestar. Sin embargo, alguien clasificado como Joleh (ya sea en peligro o no) puede tomar todos los medicamentos necesarios. Alguien que tome medicamentos para evitar una enfermedad grave (por ejemplo, alguien con presión arterial alta o colesterol alto) puede hacerlo en Shabat incluso si no hay sakana. En Shabat uno puede tomar antibióticos para una infección. Una mujer embarazada puede tomar todos los medicamentos y vitaminas necesarios en Shabat. Alguien que goza de buena salud y toma un producto para cambiar la función normal del cuerpo (por ejemplo, pastillas de cafeína para evitar quedarse dormido), también puede tomar este producto en Shabat.

VI. Tefila: Cuando se toman medicamentos, es correcto decir la siguiente Tefila, donde se le pide a Hashem que permita la medicina o el procedimiento para curar la enfermedad:

Yehi ratzon milfaneja Hashem Elokay sheyehei esek zeh lee l’refuah kee rofeh jinam ata.

El Jafetz Jaim explica que el propósito de esta Tefila es que uno no debe pensar que la medicina es la única parte de la cura. Más bien, es Ribono Shel Olam quien hace que el medicamento surta efecto. Con esta Tefila, se tiene la oportunidad de depositar su confianza en el verdadero Rofeh Jolim.

VII. Beraja: Con relación a la bendición correspondiente a los medicamentos, el Sefer Jazon Obadia posek que si el medicamente tiene un buen gusto y su consumo provoca un disfrute, tal como es el caso de las vitaminas para niños, se debe bendecir «Sheakol«, pero si los medicamentes no tienen un buen sabor y no otorgan un disfrute, no se debe bendecir de nada.

Medicamentos para Pesaj

Medicamentos[2]

1. Medicamentes hoy en día: El HaRav Eliyahu Pinjasi escribe que Israel es un pueblo Kadosh, por lo tanto, cada uno se encargará de buscar medicamentos sin mezcla de Jametz. Hoy la mayoría de los medicamentos encontrados, aunque contienen Jametz, también se permiten a un paciente que no está en peligro, ya que no son dignos de comer incluso por un animal debido a su amargura[3]

2. Dolor de Cabeza o Similar: Una persona sana que tenga algo de sensación de dolor, como un dolor de cabeza, debe evitar tomar estos medicamentos.  Y usará solo medicamentos que no tengan problemas de Jametz[4]

3. Jole SheYesh Bo Sakana: Un paciente que está en peligro (Jole SheYesh Bo Sakana) y que debe tomar medicamentos que son Jametz, si el medicamento no es apto para ser comido incluso por un perro, no hay ninguna preocupación sobre el mantenimiento del medicamento en su hogar durante el Jag.  Y si es apto para comer por un perro hay que preocuparse de que no este bajo su propiedad durante Pesaj[5].

Un medicamento que tiene una preocupación que involucra Jametz, es un medicamento que es apto de comer para la mayoría de las personas, y por lo tanto está prohibido para comer por cualquier enfermo, a menos que sea un paciente que tenga peligro de vida – Jole SheYesh Bo Sakana.

4. Jole She’en Bo Sakana: Un Jole She’en Bo Sakana tiene permitido tomar un medicamento que es apto de comer si está envuelto en papel, o le pone algo que lo deje amargo, de una manera que ahora el medicamento no sea apto de comer para la mayoría de las personas.

Si ocurrió y el paciente necesitó un medicamento durante Pesaj, y el medicamento es apto para ser comido por un perro, comprará el medicamento en una farmacia de no judíos, porque es un enfermo, aunque no esté en peligro de vida – Jole She’en Bo Sakana.  Y si es posible, trague la medicina antes de pagar. De este manare todavía no será suyo el Jametz que está tragando. Y si toma la medicina dirá que no recibe beneficio del medicamento, o que a la hora de comprarlo no comprara parte del Jametz que está incluido en la mezcla del medicamente[6]

5. Tabletas: Es permisible para un paciente que no está en peligro tomar una tableta, si la cantidad de Jametz es muy pequeña y en su composición se mezcló con cosas amargas, incluso si la tableta se endulzo con azúcar sobre la superficie, y su dulzura solo es provocada por el azúcar. 

Y si la mezcla no es amarga, la envolveremos en papel fino y la tragaremos[7]

6. Medicamentos Naturistas: Un paciente que tiene peligro – Jole SheYesh Bo Sakana, que ha elegido un método naturista para ayudar su curación, y que incluye Jametz, si, en opinión de los médicos especialistas, está claro que este método no lo ayuda ni tampoco lo perjudica, no debe consumirlo si contiene Jametz[8]. Ni tampoco dar a otros. 

7. Vitaminas y Remedios Homeopáticos: Las vitaminas u otros suplementos nutricionales que se toman para fortalecer los sistemas del cuerpo y para prevenir enfermedades debemos preocuparnos del Jametz, y no hay permiso de usarlos en Pesaj sin certificación especial para Pesaj. Esto también incluye los remedios homeopáticos[9]. (Lo anterior es para un paciente sin peligro).

8. Vitamina D para los Bebes: Cabe señalar que lo anterior involucra especialmente a la vitamina C que está completamente involucrada en el Jametz, así también como la vitamina E.  Sin embargo, la vitamina D, que generalmente se administra a los bebés, está permitida para ellos. 

9. Inyecciones: Se pueden usar inyecciones, gotas para los ojos, nariz y oídos y varios ungüentos diseñados para uso externo, incluso cuando no tienen certificación Kasher lePesaj, e incluso si el paciente no está en peligro de vida[10]Jole She’en Bo Sakana.

Vacuna contra el Covid

Pregunta:

¿existe la obligación de vacunarse contra el covid? ¿Pueden las instituciones judías exigir la vacunación de empleados, estudiantes y feligreses?

Respuesta:

La Torá en Deuteronomio 4:9 nos ordena «Ser Cuidadosos y cuídense», lo que el Talmud en Berajot 32b entiende que significa que debemos evitar el peligro siempre que sea posible. En otra parte, en Deuteronomio 22:8, encontramos la mitzvá de colocar un parapeto o baranda alrededor del techo. Maimonides en Hiljot Rotzeah 11:5-6 entiende que esto significa que debemos tomar medidas activamente para protegernos a nosotros mismos y a los demás.

Como el Rama (Rabino Moshe Isserles) trae claramente en el Shuljan Aruj en Yore Dea 116: 5-7, «uno debe evitar todas las cosas que lo ponen en peligro, ya que tratamos los peligros físicos de una manera más estricta que las prohibiciones rituales».

También la Torá en Levítico 19:16 enfatiza que debemos asumir la responsabilidad del bienestar de quienes nos rodean cuando dice: «No te quedes de brazos cruzados con la sangre de tu prójimo». Esto se entiende en el sentido de que hacemos todo lo posible para salvaguardar la salud de los demás.

Este es un breve resumen de las muchas fuentes que dejan en claro que tomar medidas preventivas durante este tiempo de pandemia, como usar mascarillas, lavarse las manos y mantener el distanciamiento físico, no solo se recomiendan, sino que están obligados por la halajá. Si Incluso existe la posibilidad de que nuestro comportamiento pueda proteger nuestras vidas y las vidas de los demás, entonces eso tendría prioridad sobre cualquier otra consideración.

Por último, el Rabino Jefe de Israel Harav Hagadol Yitzhak Yosef Shlita, instó a todos los judíos a vacunarse contra el coronavirus, diciendo que hacerlo es obligatorio según la halajá. Y este mismo Psak fue compartido por el Rabino Meir Mazuz, Rosh de la Yeshivat Kisei Rahamim, quien agregó que cualquier acusación contra la vacuna se basaba en pruebas «imaginarias».

El Rab Jaim Kanievzky también se refirió a la vacuna y sostuvo que hay que vacunarse y no tener miedo a esta. De la misma forma sostuvo el Hagadol HaRav Gerson Edelstein y el Hagadol Harav Shalom Cohen.

Bueno, para finalizar aquellos que les interesa estudiar y aprender más de kashrut, en nuestra Yeshiva Pirjei Shoshanim contamos con un curso de Mashguiaj Kashrut, donde se estudian los temas prácticos de la halaja así como también todos los aspectos administrativos, de aplicación y manejo de una certificación kosher.

Kol Tuv

Rab Naftali Espinoza, Rosh Yeshiva Pirjei Shoshanim


[1] La respuesta para esta pregunta la basaremos en los dictaminado por la prestigiosa agencia de certificación Star-K de EEUU.

 [2] El Rama es indulgente y se sostiene como aquellos que dicen que si el jametz es batel antes de Pesaj, que en Pesaj no puede convertirse en prohibido. El Taz discute que quizás el jametz es el catalizador y, por lo tanto, no es batel. El Jok Yaakov discute enérgicamente contra el Taz an y trae al Raavad que sostiene que una vez que el jametz es batel no hay din de Jozer v’niur (despertar al issur) en Pesaj. Los ta’aruvot se pueden comer; el safek (duda) del Taz no es lo suficientemente fuerte como para eliminar el vadai (afirmación clara y segura) del Raavad. El Shuljan Aruj HaRav en el Kuntras Ajaron trae del Bet Yosef al final de Yore Dea 134 que todos los ingredientes en la medicina son parte del proceso y no son batel.

 [3] Igrot Moshe Jelek 8 siman 92, Rab Eliashiv siman 73, Shut Iejave Daat siman 60.

[4] Shut Or Letzion Perek 8 ot 2.

 [5] Shut Or Letzion Perek 8 ot 3.

 [6] Shut Or Letzion Perek 8 ot 3.

 [7] Harav Shlomo Zalman Auerbaj en su Libro Halijot Shlomo Moadim perek 4 Halaja 7.

[8] Minjat Shlomo siman 82:6

 [9] Shut Tzitz Eliezer 18 Siman 25, Shut Iejave Daat Jelek 2 Siman 60.

 [10] Shut Igrot Moshe Jelek 3siman 62.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Español